martes, 1 de noviembre de 2011





Del sueño en precipicio hondo
Como de hielo
Una mirada ciega
Que rompe el suelo
Un amor inmutable
Como de cielo
Un corazón que a solas
Late de miedo
Sangra el sol manchando la nieve
De vida
De luz
De amor
De invierno





sábado, 10 de septiembre de 2011




Puedes contárselo a todos, decirlo en alto
recitarlo,
recitarme
que es como si te hablaras.
Háblate,
cuéntame lo que quieres decirnos,
tal vez hoy te escuchemos y te oigas,
ese rumor indescifrable que no llega,
ese compás que rasga tu cordura,
ese almacén repleto de oquedades.

Yo tampoco te hago caso,
todos seguimos encerrados en el círculo de nuestras convicciones,
museo de los errores, envoltorio de regalo
y sonrisas muertas.
Te escucho hablar,
luego vuelvo a la mazmorra de la vida.
Te pido perdón amargo,
aquí y ahora,
ante este blanco espacio,
al pie del puro lecho de un poema.

Háblate y dinos,
escúchate,
nosotros no lo hacemos,
la verdad de tu verdad la pisamos como asfalto,
el dolor de mis pies es una ofrenda
y este poema,
y un nido de lágrimas recién nacidas,
puedes contárselo a todos, decirlo en alto  
recitarlo,
mientras tu angustia resbala transparente
por mis mejillas.


Poema: La verdad de tu verdad
Fotografía: RB

jrc

viernes, 15 de julio de 2011



                   Ese lugar inmenso por el que volar en sueños hasta que las
                                           rejas vuelven como hielos de hierro hiriendo,
                   huir al imposible lugar de los silencios
                   o callar gritando, hasta alcanzar esa mano que no vimos
                   esperándonos.












Versos del poema ”Irreal “ de jrc













martes, 1 de marzo de 2011

Huella de un Silencio finalista al Premio de la Asociación de Editores de Poesía 2011

Finalistas por la Editorial Poesía eres tú al premio de la ASOCIACIÓN DE EDITORES DE POESÍA

Han resultado finalistas por la Editorial Poesía eres tú los libros:

Modalidad Poesía de habla hispana:
- José Ramón Casanova por su libro: Huella de un silencio.
- Blanca Uriarte por su libro: Deja que el silencio hable.
Modalidad Poesía de habla no hispana:
- Najim Mouhsin por su libro Ladrar a la luna



Premio de la Asociación de Editores de Poesía

Premio de la Asociación de Editores de Poesía
Han resultado ganadores del premio de la Asociación de Editores de Poesía los libros:

Modalidad poesía de habla hispana:


El reino blanco de Luis Alberto de Cuenca, de Editorial Visor libros
Modalidad poesía de habla no hispana:
Ladrar a la luna de Najim Mouhsin, de Editorial Poesía eres tú

miércoles, 23 de febrero de 2011

lunes, 7 de febrero de 2011

Pletóricamente pletórico

Enfrentarse a la mañana con determinación, audacia, amor, dulzura e ironía no es tan sencillo. Paco Bello lo hace magistralmente agazapado tras el despertador de “Buenos días, Don Pletórico” Edit. Poesía eres tu, 2009.
Arranca el árbol para contarnos lo que sus raíces esconden, luego descubre que se lo ha cargado y acude a toda prisa a plantarlo de nuevo, o sea, a replantarlo, y en el mientras tanto aquí nos tiene en esa tensión, en esa magia que cada uno de sus poemas mantiene hasta el desenlace. Algo al alcance de muy pocos.
Otras veces no llega a esos extremos, le basta con andarse por las ramas para ir al grano, bueno, al fruto o a la flor que desea mostrarnos.
Todo ello con la compleja sencillez de la palabra exacta, a veces cotidiana, a veces recuperada, reciclada o reencarnada, como seudo metáforas o máscaras a cara descubierta.
Pero la clave está en la genialidad. No le basta a este cantautor acariciar la guitarra y regalar melodías e historias, cuentos y canciones. Con su poesía regala sensaciones, colores y sonrisas. Y, cuando lo desea, los pensamientos y sentimientos más profundos a toda pastilla, a bote pronto, a contrapelo y siempre cara a cara.
Fresco y hondo. Como un manantial Don Pletórico nos llama a vivir y a leer para contarlo.

Jrc

lunes, 31 de enero de 2011

Poesía Mayor

   Contemplar (como él a través de su ventana) el último libro de Javier Pérez-Ayala (“Poeta menor” AEP, 2011) parecería sencillo. Recordar sus anteriores obras no es suficiente ya que hay una evidente inflexión en su expresividad, no tanto tal vez en lo que quiere contarnos sino en cómo desea hacerlo. Es como si los rayos de su tormenta se refractaran ahora en una bóveda personal más consciente, más prematura o presurosamente madura, más llena de otras palabras, otras voces, otras vidas.

   Admirar su capacidad para fotografiar verso a verso la sorda cadencia de la ciudad que lo envuelve, es inevitable. Y por entre las páginas del libro danzan constantemente la soledad, el hogar, el tiempo (Frontera irrevocable de la juventud, Oscuro jardín…), los temores, esos pies de barro que a veces sienten los gigantes, la añoranza y los recuerdos de niñez y, claro, el amor (Nada grave, Atardece, Septiembre, Todos los días…), esa espina inerte y viva, tan honda, tan imposible de sacar porque la piel ya la hizo suya.

   Hay una luna nueva iluminando los espacios que, sin querer, se han ido mostrando entre el poeta y su obra, tal vez por eso este libro ha nacido blanco. Hay quizás una renovada ilusión o, al menos, una esperanza escondida entre las páginas. Hay una mayor presencia de la personalidad del poeta, de su propio hacer, de una forma de decir más suya, más independizado de lo supuestamente correcto, más libre en definitiva. Algo que también asoma en el fondo, no solo en la forma, porque la libertad cuando nos toca nos va impregnando poco a poco a todo el ser hasta conseguir que nos acabemos mostrando por completo.

   Más poeta, más sincero, más abriendo una ventana que nos muestra un interior lleno, temeroso de mostrarse todavía. Un potencial abrumadoramente esquivo pero veladamente presente. Una madurez solo prematura en apariencia, falta tanto por llegar y tan bello…Te esperamos.

Jrc