miércoles, 19 de agosto de 2015





Alquimia


He salido a comprar palabras
lleno de frío,
hipérboles azules
o cualquier chillido enfermo de silencio.
He visto mis manos vacías,
oscuras como un almendro seco,
rebosantes de caricias inconclusas
de poemas más que inéditos
moribundos del enero, del febrero.
No sé si estarás mañana al mediodía
o serás musgo,
reloj de arena, aullido, labio,
o serás un beso sólo,
una ráfaga de antaño
o esa palmada en la espalda con un adiós
escrito entre los dedos.

He podido acariciarte en el papel
sin acíbar,
sin pretérito,
sin miedo.


jrc